jueves, 5 de julio de 2012

ella impasible

Ella, rìgida, impasible.
mira ella mi sangre, 
que corre ràpida hasta el suelo.

Me entierra agujas, impasible;
su rostro se ilumina
con mi sangre escarlata.
Su mano blanca como la leche
acaricia suave mi vientre ensangrentado;
ella con su bello vestido,
lo tiñe embelesada, de rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario