miércoles, 4 de julio de 2012

quisieron mirar a travès de los vidrios de la sala, 
pero todo estaba empañado, nebuloso. nadie creyò que encontrarìan a esas extrañas mujeres que aparecieron en el jardìn. Nadie me creyò nada nunca y yo crecì con eso. 
ahora yo no creerè nada, no serè nada, no Observarè nada.
Tratè de ser humano y me negaron, tratè de ser salvaje y fui corrido, apartado.
Finalmente he decidido ser màquina; la decisiòn mas celebrada por mis padres en años

No hay comentarios:

Publicar un comentario