sábado, 7 de julio de 2012



Y en un momento cualquiera, pasò todo de la oscuridad a la màs càlida luz que jamàs imaginarìa.


Una escena rebosante de flores rosadas y de corazones que saltaban hacia los lados, unas trompetas con sonidos dorados y ninfas que salìan de los rìos. Asì sentìa yo en ese momento que sucedìan las cosas. Como una pelìcula donde se declaran el amor luego de mucho tiempo justo los personajes que no debìan estar juntos.


pero volviendo al mundo real, aquì debìa ser cautelosa o mejor dicho debìamos serlo, porque si no nos ìbamos a quere demasiado y a matar despuès.


Como sea, el tema es que finalmente todo fue como pensamos que algùn dìa serìa, pero màs bien lejano y no tan pronto, no tan.. ahora. No dos semanas despuès, a eso me refiero con pronto. Pero claro, no podìamos seguir creyendo que esta modalidad de cariño-amor-libertad iba poder seguir funcionando mucho tiempo porque bueno, no eramos precisamente dos personas que se ven y se hablan un par de veces al dìa, que se ven un dìa si y otro no, que no se ven un rato y en fin... ¿Ya entienden a lo que voy cierto?


Aclaradas ya las cosas y puesta la màs absoluta felicidad junto al màs grande temor sobre la mesa nos disponemos a disfrutar de todo esto porque eso es lo que queremos y lo que esperamos que suceda.


ESTO ES COMO ANTES PERO TOTALMENTE DISTINTO.


La mùsica sigue siempre con la canciòn correcta para cada ocasiòn y las pelìculas son siempre buenas, incluso cada vez mejores si se puede pensar, siempre recordando escenas y bailes por dìas, semanas... y bailando bailando y siendo nosotras y personajes, y a veces todos y todas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario